FOMIC nace como organización social el 29 de septiembre de 1989. Obtiene la personería jurídica el 24 de agosto de 1990. Es una sociedad civil que no persigue fines lucrativos y está debidamente inscrita en el Registro Público.

En un inicio se destaca como un mecanismo ágil de apoyo a pequeños proyectos presentados, principalmente por organizaciones de base, para el estímulo de la economía social.

La iniciativa de impulsar una organización no gubernamental sin fines de lucro, que se insertara dentro de un medio donde las experiencias de apoyo financiero social no existían, fue impulsada por Directores de Centros de Educación y Promoción Popular, Sacerdotes, Pastores y Dirigentes Populares que trabajan con grupos organizados, a los cuales el sistema no les prestaba servicios de apoyo en este campo.

Los fondos que inicialmente se recibieron en su año de inicio fueron para contribuir a los fines socio- productivos que surgen de proyectos que financiaron las Agencias Internacionales EED (Alemana) y Coraid (Holandesa). Se trataba de fondos dedicados a créditos preferenciales para grupos productivos rurales y urbanos, y un porcentaje menor que se dedicó a un fondo no reembolsable para apoyar procesos sociales diversos, siempre dentro de los objetivos de la entidad.

En 1992, con el apoyo de GeBana/Banafair, entidad alemana dedicada al “comercio justo” inició otro proceso, pero esta vez con fines únicamente crediticios, dirigidos a sectores sociales, ambientales y laborales, especialmente de las zonas bananeras del Caribe costarricense, e incluso con algunos remanentes de esos fondos se llevaron a cabo apoyos en programas sociales diversos en esa misma zona (construcción de escuelas, bibliotecas, caminos, y otros).

A partir de 1994 con el apoyo de la Agencia alemana Pan Para el Mundo, se reciben nuevos financiamientos para créditos en sectores rurales especialmente y con condiciones blandas. Del año 1989 a 1995 la entidad manejó fondos cercanos a los doscientos mil dólares USA en créditos revolutivos, destinados exclusivamente a esos grupos comunales y productivos, que no eran sujetos de crédito por parte de las entidades financieras tradicionales.

A finales de los años noventa, producto de la decisión de las Agencias de apoyo financiero de dirigir sus contribuciones a otras latitudes del mundo, se obliga a FOMIC a replantear nuevos objetivos, siempre dentro de los fines de reivindicar el sector de la economía social y de las micro finanzas, y a dirigir sus esfuerzos para encontrar nuevas fuentes de financiamiento, que lograran niveles de sostenibilidad, de solidez, de independencia, y que desde la óptica empresarial, creciera sin descuidar el rendimiento final.
Dentro de ese contexto es que para los primeros años del nuevo siglo, se plantean proyectos en nuevos ámbitos y se busca establecer relaciones con otros sectores dentro del campo crediticio, logrando la prestación de servicios financieros y no financieros.

La meta en esta nueva etapa, es lograr acreditarnos como un ente sujeto de crédito a nivel de la Banca Estatal y de Organizaciones financieras, abrir nuevos nichos de mercado dentro de diferentes sectores como mipymes, consumo, estudios, emprendimientos, sindicados, y créditos con condiciones especiales para la agricultura orgánica y la cadena sostenible agropecuaria.

Además diversificar la estructura financiera permitiendo trabajar líneas de crédito rotativas, sector público con rebajo automático, terciarización, y expansión de nuestro mercado meta.